Latadía 4317, Las Condes. Tel (56 2) 2952 5720. Lunes a Viernes de 10:00 - 19:00 hrs. Sábado y Domingo de 10:00 - 15:00 hrs

Blog

¿Cuál es la causa de la fibromialgia?

fibro-cure Blog

¿No tiene tiempo para leer el artículo completo?

Acá están los puntos principales:

  • Fibromialgia (FM) es una condición de múltiples síntomas que se manifiesta principalmente a través de dolor músculo-esquelético y de fatiga crónica.
  • A pesar de que el dolor de la FM es real, lo que lo gatilla es el cerebro y no está relacionado con ningún trauma físico de los tejidos del cuerpo.
  • Se cree que existen muchos factores que contribuyen a la FB
  • A pesar de que no existe una “cura” establecida para la FB, hay muchas opciones naturales que pueden ayudar a manejar los síntomas de manera efectiva.
  • Estas terapias naturales incluyen ejercicio suave, optimización de aporte dietético (particularmente de nutrientes antiinflamatorios), reducción de estrés, yoga, meditación, acupuntura, sueño, terapias de calor, así como el reconocimiento de los factores que gatillan los síntomas y la aplicación de estrategias para disminuir la “niebla cerebral” de la fibromialgia.

Se ha dicho que uno nunca realmente aprecia la salud hasta que la pierde.

En este sentido, es difícil captar el verdadero efecto que puede tener la fibromialgia sobre toda nuestra vida, hasta que uno le toca vivir con esta debilitante condición.

Imagine esto: Se despierta después de haber dormido durante 10 horas sintiéndose completamente exhausto, y demasiado cansado para enfrentar el día. Un dolor generalizado afecta sus músculos y articulaciones, y en algunos días este dolor es tan fuerte que no le permite realizar las tareas más sencillas, como girar una manilla o amarrase los zapatos. Imagine vivir con una constante y densa niebla cerebral que no le permite pensar de manera clara. Visualícese bajoneado y deprimido la mayor parte del tiempo.

Peor aún, imagine que todo el mundo le dice que todo está en su cabeza.

O que no hay nada que se puede hacer para que se sienta mejor.

Lo descubrimos de primera mano cuando mi papá fue diagnosticado de fibromialgia y fatiga crónica hace unos 10 años. Él estaba en ese entonces prácticamente postrado en la cama, sin que la medicina convencional le pudiese ofrecer algo de esperanza. Y a pesar de los remedios que le recetaron para “ayudar” con sus síntomas, mi padre se sentía cada vez peor.

Esta situación fue literalmente lo que le dio vida a Food Matters. Laurentine y yo tomamos la salud de nuestro padre en nuestras propias manos! Después de haber estudiado en el Global College of Natural Medicine, volvimos a Australia y aplicamos todo lo que habíamos aprendido a lo largo de nuestros estudios – así como de las entrevistas que tuvimos con los expertos en salud de todo el mundo – para ayudar a nuestro padre volver a sentirse bien. ¡Y funcionó!

Así que hoy, voy a aclararlo de una vez por todas y ofrecer una luz de esperanza. Le explicaré por qué la fibromialgia es una condición muy “real”. Hablando desde mi experiencia personal – y la de miles de personas que nos han escrito y compartido sus experiencias – le mostraré que sí existen maneras naturales de manejar esta enfermedad.

Fibromialgia es una condición compleja que se manifiesta con diferentes síntomas en diferentes personas. Sin embargo, hay ciertos síntomas distintivos, que todas las personas con fibromialgia sufren hasta cierto grado:

  • Dolor generalizado, malestar y sensibilidad en todo el cuerpo (variando desde un dolor seco a un insoportable dolor de nervios)
  • Fatiga crónica, baja energía y cansancio.
  • Problemas cognitivos, emociones negativas y estado anímico bajo.

Dependiendo de cada persona, estos síntomas pueden ir desde ocasionales y moderados a crónicos y severos. Adicionalmente, las personas con fibromialgia pueden también sufrir de:

  • Síndrome de intestino irritable,
  • problemas para dormir
  • problemas para controlar la vejiga
  • menor umbral de dolor
  • problemas de memoria
  • síndrome de piernas inquietas
  • menstruaciones dolorosas
  • dolores de cabeza
  • hinchazón

Tomando en cuenta algunos de estos síntomas, es fácil entender porque tantos expertos clasifican la fibromialgia como una condición relacionada a la artritis.

Sin embargo, esto puede ser un poco engañoso ya que, a diferencia de la artritis, la fibromialgia no causa inflamación ni daño físico a las articulaciones ni otros tejidos del cuerpo. La similitud está en que los síntomas se sienten igual que en el caso de la artritis y que el dolor de la fibromialgia puede realmente interferir con nuestra habilidad de realizar las más mínimas tareas del día a día.

 

Se cree que la fibromialgia afecta entre el 2% al 5% de la población de Australia. Además, los expertos estiman que al menos 5 millones de norteamericanos vive con esta enfermedad. Por alguna razón que aún no está muy clara esta condición es más común en mujeres de mediana edad.

Dado lo subjetiva que es la fibromialgia en su naturaleza, puede volverse difícil dar con su diagnóstico. No hay manera de detectar la fibromialgia en exámenes de sangre o a través de diferentes escáneres – el diagnóstico se basa solo en los síntomas que el paciente mismo comenta tener.

Por lo tanto, no se sienta desmotivado si su diagnóstico y las respuestas que busca no vienen de inmediato. Considerando que hay muchas otras condiciones que pueden tener síntomas parecidos a los de la fibromialgia, su doctor seguramente querrá descartar otras posibilidades primero. Además, no todos los médicos tienen el mismo conocimiento sobre la fibromialgia, lo que hace que a veces uno tiene que buscar varias opiniones hasta finalmente dar con un médico que conozca bien esta condición y sepa cómo tratarla.

¿Cuál es la causa de la Fibromialgia?

A pesar de que hay bastante investigación prometedora en el tema, aún no se sabe con exactitud cuál es la causa de la Fibromialgia.

Sin embargo, los investigadores están nombrando varios factores que pueden contribuir o gatillar esta condición. Estos factores incluyen:

  • Genética
  • Artrosis reumatoide
  • Contagios virales e infecciones
  • Traumas físicos dolorosos o heridas
  • Historial previo de síndromes de dolor
  • Abuso de sustancias
  • Alergias e intolerancias alimenticias, sobre todo a gluten, trigo y lácteos
  • Deficiencias de nutrientes
  • Desbalance en la flora intestinal,
  • Estrés.

Muchas personas con fibromialgia cuentan que su condición se desarrolló después de algún evento traumático de naturaleza física o psicológica. Mi papá, por ejemplo, estuvo muchos años desempeñándose en trabajos corporativos de alto estrés.

Sin embargo, una cosa está MUY clara.

Sin importar la causa, los síntomas de la fibromialgia se perciben debido a como el cerebro procesa el dolor.

No piense por favor que esto significa que su dolor no es real. ¡Por supuesto que lo es!

Sin embargo, el dolor no parece venir de ningún trauma físico y concreto en los músculos y articulaciones – ya que eso se vería de manera objetiva a través de inflamación, hinchazón o daño de tejidos.

En caso de la fibromialgia, los tejidos afectados se ven aparentemente sanos. Esta característica ha llevado a los expertos a pensar que el dolor no es gatillado por el cuerpo, sino por el cerebro.

Otras personas han definido la fibromialgia como “un síndrome de sensibilidad”. Al igual que en otros síndromes, tales como síndrome de intestino irritable, fatiga crónica o sensibilidades químicas, el cerebro de una persona con fibromialgia parece estar sensible a algunos estímulos, que otras personas perciben como normales.

¿Se puede curar la fibromialgia?

Primero que todo, por favor, siéntase seguro que la fibromialgia no es una enfermedad que con el tiempo se va a ir transformando en algo más grave.  A pesar de que es una condición muy desagradable, no es fatal y no causa daño a las articulaciones y los órganos. Es también una condición que en muchos casos mejora con el tiempo de manera natural.

Si uno preguntara a un doctor, el consenso general dentro de la comunidad médica es que la fibromialgia per se, no se puede “curar”.

Sin embargo, mi Papá es un vivo ejemplo de que la fibromialgia SE PUEDE vencer. Más de 10 años han pasado y él aún sigue vibrante, saludable, feliz y 100% libre de síntomas.

Así que, por favor, no permita que este pronóstico habitual lo desanime. Hay muchas opciones que ayudan a manejar los síntomas y permiten a vivir una vida feliz y saludable. Siga leyendo para ver mis principales recomendaciones.

Como manejar la fibromialgia de manera natural

El primer paso es educarse y aprender más sobre esta condición. Así que felicitaciones, usted ya está completando el primer paso leyendo este artículo. Por favor, nunca deje de aprender sobre esta condición. De manera que se vayan realizando nuevas investigaciones, vendrá más información que seguir en este espacio.

El paso siguiente se trata de entender verdaderamente como la fibromialgia le afecta personalmente a usted y a su cuerpo. Como ya lo dije antes, cada caso es un poco diferente. Esto le da a usted el poder de aprender más sobre como su cuerpo responde a las distintas opciones de tratamiento. No todo lo que se menciona abajo le servirá a todos, así que explore estas opciones de manera tranquila y escuche cómo responde su cuerpo:

1. Dele a su dieta una buena limpieza!

¿Sabía usted que hay una conexión científicamente reconocida entre la salud de su sistema digestivo, dieta y enfermedades autoinmunes?

Hay ciertos tipos de alimentos que causan inflamación y estas son responsables de pequeñas “filtraciones” en la pared intestinal, lo que permite que las bacterias y sustancias químicas viajen desde su tracto intestinal hacía la sangre causando inflamación. Este proceso se llama “síndrome del intestino que gotea” y podría ser un factor contribuyente a varias condiciones, como la fibromialgia.

En caso de mi padre, nuestro primer paso fue eliminar trigo, gluten, lácteos y azúcar – los típicos alimentos que causan inflamación. Para muchas personas, eliminar estos productos ayuda a que el intestino cicatrice y selle de nuevo, fortaleciendo de esta manera el sistema inmune y ayudando a que el cuerpo sane.

Nuestro segundo paso fue apoyar a mi padre con una limpieza de toxinas. Muchos jugos verdes y comidas basadas en plantas. Este tipo de limpieza es vital para que el cuerpo se deshaga de todas las toxinas que pueden estar afectando su sistema inmune y perjudicando sus sistemas de sanación natural.

Finalmente, implementamos un programa de suplementación especialmente diseñado para lidiar con los desbalances nutricionales de mi padre y de este modo acelerar su recuperación. Nos concentramos sobre todo en el complejo de vitamina B, aceite de pescados y probióticos. Les recomiendo que prueben cualquier tipo de terapia nutricional basada en dosificación de aceites omega, siempre bajo supervisión de un naturópata o doctor integral calificado.

También quiero recalcar que dolor crónico puede realmente afectar nuestro apetito y ganas de comer. Sin embargo, irónicamente es justo en estos momentos de malestar cuando más necesitamos optimizar nuestra nutrición.

Una dieta completa y rica en nutrientes proveerá a nuestras células el mejor combustible para sanar y para funcionar de manera óptima. También ayudará a aumentar nuestros niveles de energía.

Aquí les doy más consejos generales para tomar en consideración en caso de la Fibromialgia: 

  • Consume suficientes proteínas. Cuando tenemos dolor muscular, generalmente tendemos a hacer menos ejercicio, por lo que de a poco empezamos a perder masa muscular. Esto puede llevar a un círculo vicioso de sentirse cada vez más adolorido y más débil. El consumo adecuado de proteínas ayudará a mantener nuestra masa muscular y aumentar la fuerza. Hay muchas fuentes de proteína, tanto vegetales como animales, incluyendo carnes rojas, pescado, pollo, huevos orgánicos, lentejas, nueces, arvejas y proteína en polvo de buena calidad.
  • Algunos expertos sugieren que optimizar los niveles de magnesio, selenio, vitamina C, grasas Omega-3, vitamina D, zinc, yodo y vitaminas de grupo B también puede ayudar con la fibromialgia.
  • Coma muchos nutrientes con propiedades antiinflamatorias. Las grasas Omega-3, cúrcuma, jengibre y quercetina son bien reconocidos por sus cualidades anti-inflamatorias.

2. Identifique lo que gatilla sus síntomas y aprenda a manejarlo

Para muchas personas con fibromialgia los síntomas aparecen o empeoran con ciertos “gatilladores”. A lo mejor usted aún no ha podido identificar los suyos, en este caso aquí nombramos algunos de los más comunes:

  • Cansancio físico
  • Infecciones y enfermedades
  • Estrés y ansiedad
  • Cambios de tiempo y estaciones del año
  • Alergias

Considere crear un “diario de síntomas”, donde puede ir anotando sus síntomas en momentos específicos.

3. Muévase de manera suave

Ya sé, ¿probablemente es la última cosa que quisiera escuchar, cierto?

Cuando salir de la cama ya es doloroso en sí, cualquier tipo de ejercicio parece estar fuera de cuestión.

Sin embargo, muchas personas encuentran alivio en sus síntomas con un ejercicio aeróbico suave.

“Suave” es la palabra clave. Empiece de a poco con algo que le guste. Algunas buenas opciones son: tai chi, actividades en el agua, caminatas moderadas, estiramientos. Estos ejercicios mejoran además el sueño y el ánimo, que también son factores que afectan la fibromialgia.

Según ciertos estudios, yoga reduce niveles de cortisol y ayuda a mejorar los síntomas de la fibromialgia.

4. Aprende a manejar sus niveles de estrés

La correlación entre estrés y enfermedades es bien conocida. ¡Por lo tanto, el mejor remedio para la fibromialgia sería una píldora para relajarse, en sentido figurativo!

El estrés gatilla una cascada de eventos hormonales, químicos y psicológicos dentro de nuestro cuerpo, lo que finalmente lleva a la inflamación y supresión del sistema inmune. El estrés afecta además nuestra capacidad de lidiar con el dolor y las emociones negativas.

Reducir los niveles de estrés no solo es un beneficio para la salud en general, sino también, para muchas personas con fibromialgia, significa mejorar los síntomas de manera radical. Las herramientas del manejo de estrés funcionan de manera diferente para cada uno. Entre las opciones más comunes se puede nombrar: meditación, afirmaciones positivas, música tranquilizadora, aromaterapia, suaves ejercicios de yoga, llevar un diario, terapia y una práctica de actividades para “sentirse bien”.

5. Y ya que estamos hablando de relajación, que tal su forma máxima….

¡Masaje!

(ya sé, OUCH!)

Esta recomendación definitivamente no es para todos. Pero para algunas personas, un masaje regular puede ayudar con la fibromialgia de diferentes maneras.

Como acabo de mencionar, masaje puede ser una experiencia realmente relajadora y ayudar a bajar los niveles de estrés.

Sin embargo, hay otro beneficio: un masaje puede también ayudar a soltar los músculos tensos y aliviar el dolor muscular relacionado con la fibromialgia.

De la misma forma, según revelan algunos estudios, otro método efectivo en reducir los síntomas físicos de la fibromialgia es la acupuntura.

 

6. Trate de dormir bien

Dormir bien y asegurarse suficientes horas de sueño ayuda a reparar el cuerpo de manera maravillosa. Muchos pacientes con fibromialgia confirman que este factor tiene muchísima importancia para su nivel de dolor y su condición general.

Además, el sueño ayuda a mejorar nuestra resistencia al estrés y a la ansiedad, lo que también influye en los síntomas.

7. Experimente con el calor y el frío

La simple aplicación de calor y el frío puede hacer una gran diferencia en los síntomas musculoesqueléticos de la fibromialgia.

Guateros de gel, semillas o agua, saunas o baños de tina en agua caliente pueden ayudar a disminuir la rigidez de los músculos o articulaciones adoloridas. Para otras personas, es el frio el que ayuda mejor a reducir sus síntomas. Averigüe cuál de las dos opciones le sienta mejor a usted.

8. Haga listas de cosas que hacer

Todos pasamos por esos días en los que nuestro cerebro se siente “nublado” y nos cuesta pensar bien. Para alguien con fibromialgia, esta situación puede ser de todos los días.

Hacer listas de cosas que hacer o bajar una aplicación de celular para allí anotar tareas o cosas para recordar puede ser de gran ayuda. Al comenzar cada día, revise sus apuntes y haga una nueva lista de tareas que le servirá de referencia. Trate de avanzar siguiendo la lista. Saber que se está encargando de cosas y que no necesita guardarlo todo en su memoria, le dará más tranquilidad y paz interna.

Espero haberle ayudado a comprender mejor cómo funciona la fibromialgia y aprender las diversas opciones naturales que existen para aliviarla. Mi padre ha sido una constante inspiración para mí y un ejemplo de que el poder sanador del cuerpo es verdaderamente increíble cuando se le da las condiciones adecuadas.

 

 

Autor: Food Matters

Traducción: Rumbo Verde