Latadía 4317, Las Condes. Tel (56 2) 2952 5720. Lunes a Viernes de 09:30 - 19:00 hrs. Sábado y Domingo de 10:00 - 18:00 hrs

Home

Deja de enfocarte en lo que debes evitar en tu dieta

delia-article-focus-on-adding Home

Tal vez has comenzado con un nuevo enfoque de salud o de dietética, haciendo una lista de todos los alimentos y bebidas que vas a evitar. Este enfoque no es muy eficaz a largo plazo por una serie de razones importantes:

  • Acabas sintiéndote privado. Es imposible no notar todas las cosas que solías comer y beber, y luego terminas sintiendo como si te los estás perdiendo.
  • No has encontrado reemplazos para las cosas que te gustan. Nada parece ser tan sabroso como las cosas que son “no se permite” para comer más.
  • Otros están comiendo las cosas que amas comer y tomando las bebidas que estás tratando de evitar. Esto se suma a tus sentimientos de privación, ya que te sientes excluido y solo en tu búsqueda de la salud.
  • La comercialización de alimentos ha hecho difícil encontrar comida que sea sabrosa, nutritiva y que no le cueste la tierra. Esto se debe principalmente al hecho de que la mayoría de la gente no está buscando esos alimentos y también porque no hay muchas personas que hayan dominado el arte de tomar alimentos frescos y saludables e integrarlos en un menú saludable, o crear dulces deliciosos y “saludables”.
  • Puedes llegar a confundirte acerca de qué alimentos y bebidas deberías evitar e incluso por qué debes evitarlos, ya que leer las etiquetas de los alimentos se ha convertido en una experiencia bastante confusa. A menos que consigas alguna orientación, es posible que no sepas de qué está hablando el fabricante en la etiqueta.

 

Comienza por centrarte en qué incluir

Un acercamiento mucho más simple es comenzar a centrarte en lo que SÍ necesitas incluir en tu dieta. Cuando tu enfoque cambia a añadir en vez de quitar, logras una mentalidad completamente diferente.

En lugar de buscar constantemente qué dejar de lado, ahora buscas lo que puedes incluir. Dejas de sentirte privado y te sientes empoderado.

Estos son algunos ejemplos de los elementos que puedes comenzar a agregar a tu dieta:

  • Más verduras frescas y frutas jugosas en vez de alimentos preenvasados, y si haces aderezos para ensalada, pestos y salsas de frutos secos, tus productos frescos son tan sabrosos como saludables.
  • Semillas y frutos secos frescos en vez de aquellos tostados o aromatizados, que puedes combinar con tomates deshidratados para una rico tentempié, o con algunas bayas goji, uvas pasas o arándanos para unos dulces saludables.
  • Galletas -dulces o saladas- mejor al horno que fritas o de maíz; si haces un poco de salsa y hummus puedes obtener una sabrosa mini comida con grasas buenas en lugar de las galletas de maíz y papas que come la mayoría de la gente y que contienen grasas trans dañadas.
  • Frutas frescas y jugos de vegetales en lugar de refrescos: un truco simple es tomar un poco de agua con gas, añadir un poco de jugo fresco de naranja o de piña, así como algunas bayas frescas, menta y unas cuantas rodajas de limón fresco. ¡Cuidado con la envidia mientras que los demás beben las típicas sodas artificiales y tú disfrutas de “cócteles” interesantes, coloridos y naturales!
  • Utiliza hierbas y especias frescas para hacer salsas y aderezos para ensalada, en vez de condimentos y coberturas llenos de aditivos. Haz los aderezos frescos para ensalada con hierbas cortadas, o pesto sabroso o incluso el hummus solo con algunas cebolletas picadas o el cilantro agitado con el producto final.
  • Utiliza aceite de oliva, de frutos secos y de semillas, siempre de primera calidad y prensados en frío, en lugar de aceites dañados y de larga duración. Haz tus propios aceites con sabor agregando algunas ramitas machacadas de ajo y romero.
  • Chocolate de la mejor calidad, del 70 por ciento y amargo, en lugar de barras de chocolate con aditivos. Derrite parte de este buen chocolate y revuélvelo con un poco de coco fresco y déjalo reposar en la nevera durante unas horas.
  • Tés de hierbas frutales y aromáticos, en lugar del aburrido té y café de siempre: hay deliciosos tés de hierbas disponibles, algunos de los cuales son naturalmente bastante dulces.
  • ‘Snacks’ de frutos secos y frutas deshidratadas en lugar de piruletas / caramelos o papas fritas; también bayas goji con nueces de macadamia, tomates secados al sol con nueces, anacardos con dátiles frescos… Los arándanos secos, la piña y el mango son grandes dulces ocasionales ya que son bastante altos en contenido de fructosa, que no es saludable en grandes cantidades.

Los “malos alimentos” terminan “cayendo” naturalmente fuera de tu dieta

El maravilloso resultado de tomar este enfoque significa que terminas “perdiendo” los alimentos que has estado tratando de evitar, ya que ya no hay espacio para ellos en tu dieta. Después de todo, no se puede comer todos los alimentos perjudiciales, a la vez que los añadidos saludables: ¡estarías ocupado todo el día y te sentirías muy pesado!

Poco a poco, pero con toda seguridad, los elementos que sabes que no son buenos para ti automáticamente van cayendo, porque han sido sustituidos por las alternativas más saludables.

Tampoco es que lo tengas tan difícil, ya que vas a traer a la casa los alimentos y bebidas que estás añadiendo. Por defecto, los que no quieres en tu vida se quedarán donde pertenecen: ¡en los estantes en el supermercado!

Autor: Food Matters

Traducción y adaptación: Rumbo Verde