Latadía 4317, Las Condes. Tel (56 2) 2952 5720. Lunes a Viernes de 10:00 - 19:00 hrs. Sábado, Domingo y Festivos de 10:00 - 18:00 hrs

Recetas saludables

Receta: Chucrut casero (Sauerkraut)

receta_chucrut Recetas saludables

Esta receta de chucrut es del libro Pura Fermentación de Sandor Elix Katz. El chucrut o Sauerkraut es el tipo de verduras fermentadas más conocido en buena parte de Europa, que es elaborado principalmente por repollo picado y sal. Según su autor “las verduras fermentadas complementan cualquier comida. Sus sabores ácidos acentúan el resto del plato, limpian el paladar y mejoran la digestión“.

¡Pero esto no es todo! El chucrut casero y crudo es un excelente alimento probiótico, con innumerables beneficios para tu salud. Su elaboración es sencilla, pero requiere de paciencia, ya que la fermentación del chucrut puede llegar a tomar entre una y cuatro semanas. ¡Pero vale la espera! A continuación va resumida la receta de chucrut de Sandor Katz. ¡Espero que la preparen y la disfruten!

 

Ingredientes

Materiales necesarios:

  • Vasija de cerámica o cubo de plástico apto para uso alimentario, de 4 litros de capacidad o más
  • Plato que quepa dentro de la vasija o el cubo
  • Jarra de 4 litros llena de agua (o una piedra hervida)
  • Paño para cubrir

*Dato: En reemplazo de todo lo anterior puedes usar un frasco especial para fermentar verduras.

 

Preparación

1. Corta o ralla el repollo, en trozos finos o gruesos, incluyendo o no su parte central; como prefieras. Coloca la verdura en un cuenco grande mientras la vas cortando.

2. Échale sal a medida que cortas. La sal elimina el agua del repollo, y eso crea la salmuera en la que puede fermentar y agriarse sin entrar en estado de putrefacción.

3. Añade otras verduras (ej. zanahorias, cebollas, ajos, algas marinas, nabos, betarragas, entre otras) o especias (ej. eneldo), si te apetece

4. Mezcla todos los ingredientes y viértelos en la vasija. Hazlo poco a a poco, para poder aplastar cada “capa” con los puños o con cualquier otro implemento de cocina pesado. Al ejercer presión consigues que el chucrut quede bien comprimido en la  vasija y el repollo desprenda agua.

5. Cubre el chucrut con un plato o cualquier otra tapa que encaje cómodamente dentro de la vasija. A continuación coloca un peso limpio (como una jarra de vidrio llena de agua) sobre la tapa. Este peso cumple la función de mantener el repollo sumergido bajo la salmuera. Cubre todo con un paño para evitar el polvo y las moscas.

6. Empuja el peso hacia abajo para añadir todavía más presión al repollo y obligar a que continúe soltando agua. Repite esta acción periódicamente (con la frecuencia que consideres oportuna, cada varias horas) hasta que la salmuera ascienda y y supere el nivel de la tapa. Esto puede llevar hasta 24 horas. Si la salmuera no sube hasta cubrir el plato al día siguiente, añade suficiente agua con sal hasta conseguirlo.

7. Deja fermentar.

8. Comprueba qué tal va el chucrut cada uno o dos días, teniendo en cuenta que el volumen se reduce a medida que la fermentación avanza.

9. Disfrútalo.

NOTA: Si quieres aprender más sobre el chucrut y los beneficios de los alimentos fermentados, apúntate a nuestros próximos talleres de vegetales fermentados o revisa los libros que tenemos sobre fermentación y microbiótica.